El hombre que posee la colecci√≥n de autos antiguos en el coraz√≥n de “Ford v Ferrari”

El hombre que posee la colección de autos antiguos en el corazón de
Im√°genes 1, 2: 1961 Ferrari 250GT SWB. Im√°genes 3, 4: 1957 Ferrari 625 250 Testa Rossa. Im√°genes 5, 6: 1962 Shelby Cobra.

Bruce Meyer est√° m√°s cerca que la mayor√≠a de la historia en el coraz√≥n de la nueva pel√≠cula. ¬ŅCarroll Shelby, el famoso empresario automotriz que (como era de esperar) cre√≥ el Shelby Cobra y (m√°s sorprendentemente) ayud√≥ a fabricar el Ford GT40 que aplast√≥ los autos de carrera de Enzo Ferrari en las 24 Horas de Le Mans? Meyer era amigo de √©l y posee el primer Shelby Cobra que se haya hecho. ¬ŅKen Miles, el piloto de carreras que ayud√≥ a Shelby y Ford a desarrollar el GT40? Es due√Īo del Ferrari 625 250 Testa que Rossa Miles condujo en 1962 para el delicioso Otto Zipper.

Para ser justos, Meyer posee una cantidad de autos. Los ha estado recolectando desde los a√Īos 60, cuando se llev√≥ a casa un Mercedes-Benz 300SL Gullwing con motor Chevy y detect√≥ un error que durar√≠a d√©cadas. Como presidente fundador del Petersen Automotive Museum en Los √Āngeles, ha ayudado a nutrir y promover la cultura del autom√≥vil en Estados Unidos; de hecho, sus mencionados Cobra y Testa Rossa (vistos arriba) se presentan actualmente en la exposici√≥n del museo dedicada a la pel√≠cula. (Su Ferrari 250GT SWB plateado 1961 visto anteriormente tambi√©n aparece en la pel√≠cula, y tambi√©n aparece en la exhibici√≥n). Eso est√° encima de “Never Lift”, la exhibici√≥n completa de sus autos en exhibici√≥n en el Petersen en este momento, que se enfoca en carreras que ha recogido a lo largo de los a√Īos.

Meyer es lo suficientemente conocido en el mundo de los autos cl√°sicos que cuando la tripulaci√≥n comenz√≥ a buscar autos para poblar sus sets, llegaron a √©l. Fue un cambio de ritmo para Meyer, que sol√≠a prestar autom√≥viles a los estudios de cine a menudo, pero dej√≥ de hacerlo hace dos d√©cadas. “Solo porque siempre regresan un poco menos que cuando se fueron”, dice a modo de explicaci√≥n. “Con estos autos … ejerces un poco de precauci√≥n”.

(Para el contexto: un Ferrari 250GT SWB en perfecto estado se vendi√≥ por $ 8,2 millones este a√Īo en Monterey Car Week, mientras que un 250 Testa Rossa se vendi√≥ por $ 39 millones en 2014).

A√ļn as√≠, estaba dispuesto a hacerlo para la nueva pel√≠cula de James Mangold, en la que Christian Bale interpreta a Ken Miles y Matt Damon a su viejo amigo Carroll Shelby.

“√Čl realmente [was] un gran h√©roe automotriz, y un gran h√©roe estadounidense, y digno de elogio “, dice Meyer sobre Shelby, quien muri√≥ en 2012 a los 89 a√Īos. Si bien los m√©todos y el enfoque comercial de Shelby ocasionalmente lo llevaron a no reconocer las contribuciones de sus asociados, dice Meyer, hizo m√°s tarde en la vida para compartir su √©xito con las personas que lo ayudaron a convertirse en un nombre familiar.

“Al final del d√≠a, gan√≥, en todos los sentidos”, dijo Meyer.

Shelby, dijo Meyer, fue un ejemplo de la cultura del hot rodding que surgi√≥ por primera vez en los Estados Unidos anteriores a la Segunda Guerra Mundial. “Todo el esfuerzo de Cobra, fue completamente hot rodders estadounidense”, dice, y agrega que el primer ejemplo de ese auto deportivo reforzado se arm√≥ en la tienda del famoso hot rodder Dean Moon.

“Jazz, b√©isbol, pastel de manzana y hot rods”, dice Meyer, “cuatro cosas nacieron aqu√≠ y se perfeccionaron aqu√≠”.

Quiz√°s, como era de esperar, dado sus sentimientos, tiene una buena cantidad de hot rods ubicados en su amplio garaje. “Tengo como 10 ’32 Fords, que es m√°s de lo que cualquiera deber√≠a tener”, dice con una sonrisa. ¬ŅQu√© gran parte de su colecci√≥n es eso, para el registro? Cuando se le pregunta, √©l objeta.

“Realmente no hablo de n√ļmeros”, dice. “Ni siquiera son cien”.