Los conductores del domingo contribuyen a las altas tasas de mortalidad en las carreteras del país

Los conductores del domingo contribuyen a las altas tasas de mortalidad en las carreteras del país

Las áreas rurales en Inglaterra y Gales tienen una tasa más alta de accidentes de tránsito fatales que las áreas urbanas, sugiere una nueva investigación, con los conductores de los domingos como factor contribuyente.

Investigadores del University College London (UCL) llevaron a cabo un estudio sobre c√≥mo cambia el patr√≥n de los accidentes de tr√°fico seg√ļn la urbanizaci√≥n de un √°rea. Llegaron a la conclusi√≥n de que, en las zonas urbanas, la posibilidad de que un individuo se vea involucrado en un accidente de tr√°fico aumenta a medida que aumenta la poblaci√≥n, pero la posibilidad de que ese accidente sea fatal disminuye simult√°neamente.

El estudio destacó que es más probable que uno esté involucrado en un accidente fatal al conducir en un camino rural y que, si bien el nivel de accidentes fatales se extiende de manera bastante uniforme en las zonas urbanas, tiene picos mucho más pronunciados en las zonas rurales.

En las zonas rurales, los accidentes mortales alcanzan su pico de frecuencia los domingos, cuando se cree que un gran n√ļmero de personas se aleja de sus lugares habituales de residencia en las zonas urbanas y se dirige al campo. A menudo, a estos individuos se les conoce coloquialmente como conductores dominicales.

Los investigadores tambi√©n se√Īalaron que las caracter√≠sticas t√≠picas de un accidente de tr√°fico en un √°rea rural tienen m√°s probabilidades de causar la muerte. Estas caracter√≠sticas incluyen un mayor n√ļmero de colisiones frontales y veh√≠culos individuales que chocan con objetos estacionarios. Los accidentes en √°reas rurales tambi√©n ocurren t√≠picamente a velocidades mucho m√°s altas que las que ocurren en √°reas urbanas.

Además, entran en juego los datos demográficos de los conductores en las zonas rurales en comparación con los de las zonas urbanas: los primeros tienen más probabilidades de ser mayores, lo que significa una mayor fragilidad física y una mayor probabilidad de morir como resultado de las lesiones sufridas en un accidente de tráfico.